Entrenamiento autoinstruccional

Entrenamiento autoinstruccional: técnica para trabajar con TDAH

¿Por qué mi hijo no lee bien?Entrenamiento autoinstruccional

El entrenamiento autoinstruccional es una técnica que pretende enseñar a niños con TDAH a comprender determinadas situaciones, a generar estrategias y mediadores cuando se encuentren con determinados problemas y a utilizar estos mediadores y estrategias como guía para sus comportamientos. También se a utilizado con niños impulsivos a los que les hace falta un mayor control ante determinadas situaciones. Esta técnica pretende que el niño/a sea capaz de reflexionar, hablarse a si mismo y ser capaces de encontrar soluciones a problemas que les pueden causar ansiedad o que son incapaces de resolver.

Trastorno por Déficit de Atención con Hiperactividad

El Trastorno por Déficit de Atención con Hiperactividad es un trastorno conductual que tiene base neurobiológica. Está caracterizado por un desarrollo crónico inapropiado de diferentes grados de inatención, impulsividad y en ciertos casos de hiperactividad. Este trastorno interfiere con la capacidad para regular la actividad (hiperactividad). También infiere en el adecuado control motor (impulsividad). Y por último interfiere en  los niveles de atención sobre determinadas tareas, que normalmente están muy por debajo de los niveles adecuados.

En este tipo de niños, entre otras cosas, están alteradas las funciones ejecutivas. Las funciones ejecutivas que estarían más alteradas en niños con TDAH suelen ser las siguientes:

  • Memoria de trabajo no verbal: este tipo de alteración afectaría a la percepción retrospectiva (recapitulación) y a la capacidad de previsión. También podría alterar la conciencia y el dominio del tiempo. Y entre otras, también suele verse alterada la capacidad de imitación de comportamientos nuevos y complejos.
  • Memoria de trabajo verbal: este tipo de déficit alteraría la regulación del comportamiento, el cumplimiento de normas e instrucciones, la resolución de problemas y la construcción de “meta-reglas”.
  • Control de motivación, emoción y estado de alerta.
  • Procesos de reconstrucción: es decir, fragmentación de conductas observadas y recombinación de estas para la construcción de nuevas conductas.

Efectividad de la técnica Entrenamiento autoinstruccional

El entrenamiento autoinstruccional se propone como técnica para trabajar con niños con TDAH y sobre todo con aquellos que tengan problemas con los siguientes puntos. Esta técnica se ha probado a lo largo de los años y ha demostrado ser efectiva en:

  • Reducción de impulsividad (Orjales, 2007).
  • Aumento de la capacidad de planificación, concentración y razonamiento.
  • Mejora de habilidades sociales.
  • Incremento del rendimiento académico.

Fases de la técnica Entreamiento autoinstruccional

El entrenamiento autoinstruccional consta de cinco fases. En estas fases se pretende que se pase de un control externo de la conducta (que otro lo controle) a un control interno (autocontrol, que uno misma tenga el control de su propio estado y de su conducta y comportamiento), estas son las siguientes:

  1. Modelado cognitivo: el terapeuta tiene el control (control externo). Es el terapeuta pues, quien modela las instrucciones del niño, es decir, quien hace de modelo y muestra al niño lo que debe hacer en determinadas situaciones (“como un teatro”).
  2. Guía externa: una vez que el terapeuta ya ha demostrado visualmente cómo debe hacerse, se encarga de sólo dar instrucciones verbalmente al niño sobre cómo realizar la tarea.
  3. Autoguía manifiesta: es el turno del niño. En este momento mientras el niño ejecuta la tarea, él mismo verbaliza las instrucciones.
  4. Autoguía manifiesta atenuada: el niño ya no verbaliza en voz alta las instrucciones, sino que mientras ejecuta la tarea se susurra para sí mismo las autoinstrucciones.
  5. Autoinstrucción encubierta: el niño internamente se guía a través de las instrucciones. Es decir, ya no verbaliza las instrucciones, sino que mientras realiza la tarea internamente se guía por lo que ha aprendido.

Adaptación de la técnica Entrenamiento autoinstruccional

Al entrenamiento autoinstruccional propuesto por Meichenbaum (1971), Orjales y Polaino-Lorente, (2001) realizaron una interesante adaptación. En esta nueva adaptación del entrenamiento autoinstruccional, los niños debían interiorizar las siguientes instrucciones:

  • ¿Qué es lo que tengo que hacer? (definición del problema).
  • Ahora que sé lo tengo que hacer, ¿Cómo lo voy a hacer? (estrategia de acción).
  • Tengo que estar atento y observar todas las posibilidades de respuesta (focalización de la atención).
  • Creo que el resultado correcto es éste. ¿Me ha salido bien? (elección de respuesta y autoevaluación).Si ha sido correcta la actuación:
    • Si ha sido correcta la actuación:
      • ¡Fantástico! ¡Me ha salido bien!
    • Si no ha sido correcta la actuación:
      • ¿Por qué he fallado? La próxima vez iré más despacio y no cometeré ese error. ¡Seguro que me saldrá mejor¡

Como conclusión, añadir que aún siendo el entrenamiento autoinstruccional una técnica muy útil, el tratamiento del TDAH ha de ser multidimensional. Es muy importante que todo tratamiento con niños incluya un programa de intervención en el ámbito familiar, escolar y sobre todo un tratamiento individualizado que incluya un tratamiento cognitivo, comportamental y uno emocional. Además, dada la edad en la que se encuentren y la gran importancia que se tiene a esa edad de absorver la mayor información, aprender y mejorar, se debe considerar la posibilidad de un tratamiento farmacológico que facilite los otros tratamientos y nos asegure un buen rendimiento escolar.

sigueverde

TDAH 2

Referencias bibliográficas:

Orjales Villar,I. (2007). El tratamiento cognitivo en niños con trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH): revisión y nuevas aportaciones. Anuario de Psicología Clínica y de la Salud, 3, 19-30

Tenembaum, S.N. (2004). Trastorno por déficit de atención e hiperactividad: Una causa frecuente de fracaso escolar. IntraMed.

One Response

Deja un comentario