aprender-a-leer_un-proceso-complicado

Aprender a leer : ¿Un proceso complicado?

Aprender a leer : ¿Un proceso complicado?

La lectura es un proceso complicado. El proceso de aprendizaje de la lectura requiere el desarrollo y la activación de varios procesos cerebrales. Leer supone el funcionamiento conjunto de diferentes estructuras mentales.

Cuando leemos, vemos letras, palabras, frases, oraciones.. Pero en verdad lo que estamos “leyendo” o “viendo” es un código. Cuando aprendemos una lengua o un idioma, le damos significados a las palabras. Por ejemplo: a la palabra “SILLA” le damos el significado de “un objeto en el que me puedo sentar”. Por lo tanto, cuando leemos, necesitamos descifrar el código de las letras, entender la secuencia de palabras y darle sentido al mensaje (qué significa cada palabra por separado y en conjunto en la oración).

Por lo tanto, cuando leemos no sólo estamos descifrando el código (descodificándolo / grafema-fonema) sino también dándole significado.  Leer sin comprender lo que se está leyendo, no es leer. La finalidad última de la lectura es entender un mensaje que ha sido enviado por otra persona (emisor). Por lo tanto, si no somos capaces de descodificar el mensaje, no entenderemos el contenido, y por lo tanto, la comunicación entre el emisor y el receptor vía canal escrito será errónea.

¿Cómo podemos aprender a leer?

Para saber cómo enseñar a leer, primero es imprescindible saber cómo aprenden a leer. Entender el proceso que siguen para aprender a leer, nos dará información muy útil que nos permitirá impulsar el aprendizaje de la lectura. De este modo, podremos asentar unas buenas bases de aprendizaje. Existen muchos métodos para enseñar a los niños a leer. La cuestión será encontrar el método que mejor le funcione a cada niño en concreto. De manera que personalizaremos la enseñanza en función a las demandas de aprendizaje, teniendo en cuenta sus debilidades y sus fortalezas.

Podemos diferenciar cuatro tipos de procesos de lectura que intervienen durante el proceso de lectura:

-     Procesos perceptivos: se trata del primer paso en la lectura. La percepción de los primeros símbolos. Por un lado, se trata de percibir los grafemas. Los grafemas son las letras escritas. Cada letra tiene un símbolo especifico y concreto que la representa por escrito. Las letras escritas (los grafemas) tienen su correspondencia oral: el fonema. De este modo, cuando percibimos un grafema, automáticamente lo asociamos a su fonema (sonido) correspondiente.

Por otro lado, no sólo percibimos las letras por separado, sino que también las percibimos en su conjunto, es decir, percibimos las letras integradas formando una palabra o una frase con sentido. Los procesos perceptivos utilizan procesos memorísticos (procesos en los que interviene la memoria). De entre los distintos tipos de memoria que interviene, podemos destacar:

  • Memoria icónica: mantiene el símbolo de la letra en nuestra mente.
  • Memoria operativa: permite reconocer la letra y mantenerla en la mente mientras otros procesos intervienen al mismo tiempo.
  • Memoria a largo plazo: nos recuerda el sonido al que se asocia esa letra.

-     Procesos léxicos: se trata de los procesos a través de los cuales reconocemos las palabras. Es decir, a lo largo de nuestra vida, vamos ampliando nuestro vocabulario (es decir, nuestro léxico). Ese vocabulario que vamos aprendiendo a lo largo de los años, se va acumulando y guardando en nuestra memoria. Durante los procesos léxicos, accedemos a esa memoria (acceso al léxico) y asociamos las palabras antes percibidas con su correspondiente significado. Dándole sentido a lo que estamos leyendo. Se producen a través de una doble ruta, la ruta fonológica que nos aporta el reconocimiento del sonido de la palabra y la ruta léxica que nos aporta el reconocimiento del significado.

-     Procesos sintácticos: son los procesos responsables del reconocimiento de la frase en su totalidad. Da sentido a la combinación de las palabras y a la relación entre ellas. Consiste en la capacidad de comprender la relación de las palabras entre sí. En este proceso se etiquetan las diferentes palabras por categorías (nombre, verbo, adjetivo, adverbio, demostrativo…).

-     Procesos semánticos: Son los procesos que hacen posible extraer el significado de la oración y dotar de sentido al conjunto de letras que forman las palabras, las cuales a su vez forman una frase que tiene un significado.

Deja un comentario