memoria-el-fenomeno-punta-de-la-lengua-y-el-efecto-mozart

Memoria : El fenómeno “punta de la lengua” y el efecto Mozart

Memoria : El fenómeno “punta de la lengua” y el efecto Mozart

¿Como se almacenan los recuerdos a largo plazo?

La memoria es un proceso cognitivo muy complejo. Los recuerdos a largo plazo se almacenan en una compleja red neuronal que incluye diferentes aspectos de un mismo recuerdo, como por ejemplo aspectos visuales o auditivos. Imagina que tienes que recordar una fresa. Tu memoria almacenará esa fresa en diferentes áreas o “cajones”: el cajón “color rojo”, el cajón “sabor dulce” y el cajón “olor silvestre”.

¿Como se recuperan estos recuerdos?

Recordar implica acceder a un recuerdo previamente almacenado. Para ello, lo mejor es replicar el patrón de actividad que ocurrió cuando creamos ese recuerdo (repetir todo el proceso). El éxito de esta tarea dependerá de la fuerza de las redes neuronales y de las pistas de recuperación. Las pistas de recuperación se basan en la asociación de significados y permiten que el recuerdo pueda recuperarse con facilidad. Pensemos por ejemplo en el anillo de boda que llevamos puesto, ejerce como una pista o recuerdo de lo que ocurrió.

El fenómeno: punta de la lengua (PDL)

Lo tengo en la punta de la lengua!”. Todos hemos tenido esa sensación de estar muy cerca de una palabra pero sin conseguir dar con ella. Tenemos una idea de como suena, nos vienen a la cabeza palabras que suenan parecido o que tienen un significado similar, pero no conseguimos encontrarla. Según un estudio de Koriat y Lieblich (1974), es posible no recordar la palabra pero sí saber como suena su inicio, o cuantas sílabas tiene. Este fenómeno, llamado “punta de la lengua” (PDL) es un buen ejemplo de la importancia de unas redes neuronales fuertes, que permitan recordar fácilmente. También es una prueba más de que la información se almacena en diferentes “cajones”, como hemos visto con el recuerdo de la fresa.

Efecto Mozart: ¿Se estudia mejor con Mozart? 

Según estudios como el de Verrusio et al. (2015), el hecho de escuchar la música de Mozart activa nuestros circuitos de actividad neuronal, y por lo tanto nuestra capacidad cognitiva. Es el llamado “Efecto Mozart”. La memoria es una red de información.

¿Cuáles son los procesos de recuperación de los recuerdos?

  • Reconocimiento: implica la comparación de un estímulo presente con algo percibido en el pasado.
  • Recuerdo: se produce accediendo directamente a la memoria a largo plazo.

Vamos a poner un ejemplo de ambos casos: imagínate que eres testigo de un crimen. Si te piden identificar al culpable entre cinco candidatos, se trata de un reconocimiento. Si en cambio, te piden que describas al culpable para poder dibujar su retrato, se trata de un recuerdo.

¿Falsos recuerdos?

En algunos casos, si pensamos o visualizamos repetidamente un evento que le ha pasado a otra persona, podemos llegar a pensar que nos ha ocurrido a nosotros: es lo que llamamos un falso recuerdo. Este factor demuestra que tenemosun papel activo en la construcción de recuerdos, sean falsos o verdaderos. La memoria es construcción.

Referencias bibliográficas:

Koriat, A., & Lieblich, I. (1974). What does a person in a “TOT” state know that a person in a “don’t know” state doesn’t know. Memory & Cognition, 2, 647–655.

Luria, A (2009). Pequeño libro de una gran memoria: la mente de un mnemonista. Oviedo, España: KRK Ediciones.

Verrusio, W., Ettorre, E., Vicenzini, E., Vanacore, N., Cacciafesta, M., & Mecarelli, O. (2015). The Mozart Effect: A quantitative EEG study. Consciousness and Cognition35, 150–5. http://doi.org/10.1016/j.concog.2015.05.005

Deja un comentario