Niños autistas ¿Cómo gestionar situaciones cotidianas?

Niños autistas ¿Cómo gestionar situaciones cotidianas?

Niños autistas ¿Cómo gestionar situaciones cotidianas? 

Para realizar el diagnóstico de Síndrome de Asperger en niños autistas, requiere de muchas pruebas psicológicas, cognitivas y biológicas para su consecución. Actualmente según el DSM-5 (APA, 2013) han publicado la existencia de un solo Trastorno del Espectro Autista (TEA) que incluye todos los tipos de autismo reconocidos en el DSM-IV-TR: trastorno autista, síndrome de Asperger, trastorno generalizado del desarrollo (no especificado) y trastorno desintegrativo infantil.

Situaciones cotidianas: ¿cómo lo gestionamos?

  • Ir al baño. Los niños autistas tardan más en ir al baño solos. Hay que esperar a ciertas señales para hacer el cambio, como por ejemplo encontrarse los pañales secos cuando vamos a cambiarlo. Es importante establecer instrucciones claras y rutinas para ir al baño (después de las comidas, antes de irse de casa o de ir a dormir).
  • Frotar las heces. Es una situación con la que los padres pueden encontrarse. Suele ser una respuesta a un hecho estresante, un mecanismo de escape. Hay que guardar la calma, ayudarlo a lavarse y vestirse. Podemos usar el ABC del cual hablamos en anteriores posts! (Antecedente, conducta, consecuencia).
  • Estreñimiento y retención de heces. Ocurren con más frecuencia en niños autistas y pueden afectar otros aspectos cotidianos como ir al baño, arrebatos o sueño interrumpido. En estos casos es importante que los médicos descarten cualquier enfermedad y seguir estrategias alimentarias (líquidos y fibra).
  • Problemas para comer. Los niños autistas suelen tener más problemas en este sentido. Pueden ser quisquillosos y selectivos con ciertos alimentos, no quieren probar cosas nuevas y establecen ciertos rituales para comer. El hecho de ser selectivos puede llevar a una dieta desequilibrada y afectar a su desarrollo cognitivo. Los padres deben aplicar reglas sencillas y animar positivamente cuando pruebe alimentos nuevos.
  • Problemas de sueño. Si se han descartado problemas fisiológicos, es importante establecer una rutina, pautas y horarios a la hora de ir a dormir.

Necesidades de las personas autistas

  • Conocer sus intereses y motivaciones. Este punto es muy importante, puesto que si logramos captar su atención con aspectos que le gusten especialmente, crearemos un ambiente de trabajo muy fructífero.
  • Un mundo estructurado y predecible que permita anticipar todo aquello que puede llegar a suceder.
  • Ir suprimiendo rutinas de una forma paulatina y calmada; sin causar ningún tipo de problema o alteración. Se deben ir introduciendo cambios en las actividades, en los entornos, en las personas con las cual tiene contacto, etc.
  • Disponer de señales claros. Utilizar sobretodo el lenguaje oral y visual (ayudas visuales).
  • Reforzar sus conductas tanto positiva, como negativamente. De una manera clara, directa y contingente.
  • Complicidad y estimulación para que puedan adaptarse.
  • Entornos tranquilos (con un número de estímulos reducidos).
  • Dirigir las interacciones y que éstas sean claras y fácilmente comprensibles.
  • Disponer de medios de comunicación alternativos (por ejemplo: tableros con imágenes)
  • Demostrar y mostrarles que aquello que se les pide que hagan, tiene sentido.
  • Interpretar correctamente sus conductas. Normalmente no suelen tener malas intenciones, pero a veces no saben cómo expresarse. Podéis consultar el siguiente post
  • Valorar bien su nivel cognitivo. En muchos casos, su aspecto físico puede engañarnos.

Deja un comentario