entrenamiento-en-funciones-ejecutivas_aprende-a-planificar

Refuerzo Positivo y Aprendizaje

Refuerzo positivo y Aprendizaje 

 

El refuerzo positivo ( p.ej. los premios ) suele ser una manera corriente de estimular el aprendizaje en los niños. Aprendemos experimentando las consecuencias positivas o negativas que pasan después de una conducta. Si recojo la habitación los sábados por la mañana, mama me compra un paquete de cromos. La conducta se mantendrá si las consecuencias son positivas.

Es decir, si cuando pones los dedos sobre un cactus y te pinchas, esta conducta no es muy probable que se vuelva a repetir, puesto que la consecuencia que has experimentado ha sido negativa (te has hecho daño).

Puede pasar, que al llevar a cabo una conducta, la consecuencia que aparezca después sea positiva. Por ejemplo, después de saludar a una persona que conoces, ella te vuelve una sonrisa. Es probable que se vuelva a llevar a cabo esta conducta, puesto que la consecuencia de saludar ha sido positiva (una sonrisa).

Cuando los niños han llevado a cabo una conducta que no es apropiada, es importante hacerlos saber porque esta no es apropiada y si es oportuno reforzarles negativamente. Es igual o más importante también hacerles saber, que han llevado a cabo una conducta adecuada y que por lo tanto se les va a reforzar positivamente y a elevar esa conducta.

No debemos olvidar el feedback negativo, pero tampoco nunca el feedback positivo. Este feedback positivo ayudará a los niños a crecer en armonía, con seguridad y con una fuerte identidad propia. Sin este reforzamiento positivo los niños sabrán qué es el que no queremos que hagan, pero no sabrán qué es el que sí que queremos que hagan.

Tipos de Reforzadores 

 

- Reforzadores primarios, son los reforzadores más simples, este no necesitan ningún tipo de aprendizaje. Son reforçadors por sí sólo, son por ejemplo; el afecto, la atención, la aprobación, la alimentación.
Estás muy guapo cuando sonríes

Reforzadores secundarios: son reforzadores extras, es decir, que son una algo que pueden ganar o recibir además del que es básico para su supervivencia.
Si haces los deberes, podrás ver la televisión media hora, después de cenar

- Reforzadores generalizados: son reforzadores que están asociados además de una conducta o comportamiento.
Siempre que no lleguen notas (de mala conducta)de la escuela no se recortan las horas de juego.

Reforzadores naturales: son reforzadores que están disponibles dentro del contexto de la persona.
El hermano ha aprobado una asignatura que le costaba mucho, y enseguida lo felicitas y lo abrazas

Reforzadores artificiales: son reforçadors que están fuera del contexto de la persona.
La madre contenta porque el hijo haya aprobado el curso, lo invita en el centro comercial.

Reforzadores materiales: son aquellos reforçadors que se pueden tocar.
Refrescos, libros, ropa, regalos, etc.

Reforzadores sociales: son aquellos reforçadors que no se pueden tocar.
Abrazos, sonrisas, elogios, etc. 

Reforzadores de actividad: son aquellos reforçadors en tipos de actividad. Es decir, una actividad que le gusta al niño (por sí sola) puede llegar a reforzar una actividad que es más negativa o menos agradable.
Si haces los deberes, después podrás jugar a la play.

Reforzadores de retroalimentación informativa positiva: son los feedbacks verbales que explican qué cosas ha hecho bien, como lo has hecho de bien, en resumen, es la información positiva que damos a la persona una vez a llevado a cabo una conducta.
Estoy muy contenta, la exposición te ha salido muy bien y has sabido explicarte perfectamente!

 

 Guía para aplicar el reforzamiento positivo 

 

1. En primer lugar, hay que dejar claro al niño, cuales son las conductas que se va a reforzar positivamente y cual va a ser el reforzador.

2. Se va a explicar al niño, porque es importante aquella conducta que queremos que lleve a cabo.

3.  Seguidamente, se va a elegir el tipo de reforzador que se le va a dar al niño.

 4.  Es bueno explicarle cómo será el proceso; Cuando haya una situación, queremos que haga una conducta, si la hace, va a aparecer el reforzador.

5.  Es recomendable utilizar reforzadores naturales y sociales por encima de los artificiales o los materiales.

6. En un principio, los reforzadores tienen que ser frecuentes y en pequeñas cantidades.

7. Una vez adquirida la conducta, podemos reducir la cantidad de los reforzadores, esto se tendrà que hacer de forma gradual.

8. Una vez adquirida la conducta, se pueden aumentar las exigencias de la misma, a la vez, se tendrà que aumentar la cantidad o valía de los reforzadores.

9. Para evitar la saturación de los reforzadores, es aconsejable variar los tipos de los reforzadores; de sociales a materiales, de materiales a reforzadores de actividad, etc.

10. No es recomendable añadir comentarios negativos cuando se está dando un reforzador positivo. Por ejemplo; Ahora puedes mirar media horita la televisión, porque has hecho los deberes, pero podrías haber hecho más trabajo eh..

11. Una vez que se ha adquirido la conducta, se recomendable extraer de forma gradual los reforzadores materiales y sustituirlos por reforzadores naturales y/o sociales.

12. Es muy importante dar el reforzador positivo o la retro-alimentación justo después de que el niño haya llevado a cabo la conducta.

13. Se tiene que tener en cuenta que a veces se puede estar dando retroalimentación positiva en conductas negativas. Un ejemplo de esto seria;

Prestar atención a un niño (pedirle que pare, enfadarse, mirarlo) cuando está llevando a cabo una rabieta.

Deja un comentario