Trucos para mejorar la retención y la memoria

Trucos para mejorar la retención y la memoria

Trucos para mejorar la retención y la memoria

Podemos mejorar nuestra memoria utilizando distintos procesos o tipos de aprendizaje. No obstante, no debemos olvidar que estudiar es integrar, asociar y participar activamente en el aprendizaje. El aprendizaje mecánico consiste en un conjunto de técnicas basadas exclusivamente en la repetición. Cuanto más se repite algo, más fácilmente se podrá recordar. Tal y como apuntábamos en anteriores posts: Memoria: ¿Cómo mejorar la retención y el recuerdo?

¿Qué es el aprendizaje mecánico? 

El aprendizaje mecánico consiste en un conjunto de técnicas basadas exclusivamente en la repetición. Cuanto más se repite algo, más fácilmente se podrá recordar. Tal y como apuntábamos en anteriores posts: Memoria: ¿Cómo mejorar la retención y el recuerdo?

Puede ser útil para memorizar largas listas de palabras o cifras, pero se trata de recuerdos carentes de contexto, significado y asociaciones. “Memorizar” y “aprender” no son sinónimos.

  • Memorizar es incorporar unos datos
  • Aprender es saber usar esos datos y relacionarlos.

Por ejemplo, diremos que “memorizamos” un poema, pero en cambio “aprendemos” a ir en bicicleta.

¿Cuáles son las alternativas al aprendizaje mecánico?

  • Aprendizaje significativo permite al estudiante relacionar la información nueva con la que ya poesía.
  • Aprendizaje asociativo consiste en establecer relaciones sólidas entre los conocimientos aprendidos.
  • Aprendizaje activo requiere que el estudiante se involucre activamente en el proceso haciendo resúmenes, análisis y evaluaciones de aquello que estudia.

Consejos y trucos para mejorar la retención y la recuperación de la información a largo plazo

  • Repetición elaborativa: enlaza la información nueva con cosas que ya sabes, usando tus propias palabras y recuerdos para darle sentido.
  • Efecto generación: participa activamente en tu propio aprendizaje mediante resúmenes, gráficos, diagramas, códigos mnemotécnicos o historias con carga emotiva.
  • Codificación dual: crea un recuerdo visual y verbal para una misma información.
  • Memoria dependiente del contexto y estado: estudia en un entorno parecido al del examen o recuperación, un ambiente tranquilo siempre es preferible a uno ruidoso.
  • Esfuerzo distribuido: distribuye el estudio en varios días en vez de “embutir” la información.
  • Evita las multitareas cuando estés aprendiendo material difícil o denso.
  • Repasa la información que tratas de memorizar justo antes de ir a dormir.
  • Pon a prueba tu memoria con auto-tests para recuperar la información

 

Referencias

Koriat, A., & Lieblich, I. (1974). What does a person in a “TOT” state know that a person in a “don’t know” state doesn’t know. Memory & Cognition, 2, 647–655.

Luria, A (2009). Pequeño libro de una gran memoria: la mente de un mnemonista. Oviedo, España: KRK Ediciones.

Verrusio, W., Ettorre, E., Vicenzini, E., Vanacore, N., Cacciafesta, M., & Mecarelli, O. (2015). The Mozart Effect: A quantitative EEG study. Consciousness and Cognition35, 150–5. http://doi.org/10.1016/j.concog.2015.05.005

Deja un comentario