Síndrome de Asperger : ¿Qué es la Tríada de Wing?

Síndrome de Asperger : ¿Qué es la Tríada de Wing?

Síndrome de Asperger : ¿Qué es la Tríada de Wing?

El Síndrome de Asperger es un tipo de trastorno que se encuentra incluido dentro de la categoría de Trastornos Generalizados del Desarrollo (TGD) en el DSM-5. A su vez se ubica dentro de los Trastornos del Espectro Autista (TEA).

¿Cuál es la prevalencia?

Respecto a la prevalencia, Ehlers y Gillberg (1993) estimaron una proporción de 36/10.000 niños nacidos. Es decir, de cada 10.000 niños, 36 sufren este tipo de trastorno. En cuanto, a la distribución en relación al sexo, se observa una mayor incidencia en niños.

¿Cuál es la etiología?

La etiología del Síndrome de Asperger se explica por un conjunto de disfunciones multifactoriales del desarrollo del sistema nervioso central.

¿Cuál es la sintomatología? : La tríada de Wing

En dicho síndrome se encuentran afectadas tres áreas, la denominada triada de Wing (González Navarro, 2009): interacción social, comunicación y lenguaje. Cabe remarcar que el Síndrome de Asperger es de naturaleza heterogénea y muestra mucha variabilidad sintomática. Es decir, el trastorno se sustenta en la variedad de los rasgos personales de cada individuo y de las experiencias de aprendizaje a las que ha sido expuesto. Por lo tanto, dos personas con este mismo trastorno podrán mostrar sintomatologías muy diferentes, y patrones conductuales muy distintos.

  • Área social podemos destacar que muestran dificultades en las relaciones sociales e interacciones, siguiendo a Attwood (2002) “capacidad limitada para mantener una conversación recíproca y un interés intenso en un tema particular”. Carece de empatía y tiene dificultades para identificar sus sentimientos teniendo reacciones emocionales desproporcionadas. Además, la ausencia de expresión facial, una gesticulación limitada y la deficiente interpretación del lenguaje corporal de los demás contribuyen a la dificultad de comunicación. Además tienen incapacidad para ajustarse a las normas sociales, Barón-Cohen (1990) lo designó como “ceguera mental”.
  • Área comunicativa se da una disminución en la comunicación verbal y no verbal, utilizan un lenguaje hablado que puede resultar extraño, “sutilmente perfecto”, carece de énfasis resultando monótono y plano. No muestran problemas en fonología, sintaxis, semántica y léxico teniendo un extenso vocabulario. Se añade una dificultad con conceptos abstractos, uso literal de los significados que oyen o leen (Caballero, 2006).
  • Área psicomotora poseen una pobre coordinación motriz sobre todo en motricidad fina, se habla de una falta de coordinación entre los miembros superiores e inferiores (Hallet et al. 1993), se observa que algunos andan sin el balanceo asociado de los brazos (Gillberg, 1989). Presentan a su vez movimientos repetitivos y estereotipados.

Otras características destacables del Síndrome de Asperger son:

  • Afectación del área imaginativa afectando al juego (juego simbólico escaso)
  • Intereses obsesivos y estereotipados y de rango restringido
  • Escasa creatividad
  • Preferencia por la rutina (no tolera los imprevistos)
  • Tendencia a ser impulsivos ante la realización de una tarea (Manjiviona y Prior, 1995)
  • Baja tolerancia a la frustración
  • Pobres estrategias de imitación
  • Vulnerabilidad emocional
  • Dificultades en habilidades organizativas y en resolución de problemas.

Referencias bibliográficas:

Caballero, R. Síndrome de Asperger. Trastornos generales del desarrollo. Una aproximación desde la práctica. Consejería de educación de la Junta de Andalucía.

Fernández Gallego, M. (2010). El niño con síndrome de asperger. Reflexiones y experiencias innovadoras en el Aula, 26.

Deja un comentario