Trastorno por déficit de atención con hiperactividad: principales dificultades emocionales, escolares y sociales

Trastorno por déficit de atención con hiperactividad: principales dificultades emocionales, escolares y sociales

Trastorno por déficit de atención con hiperactividad

Trastorno por déficit de atención con hiperactividad: principales dificultades emocionales, escolares y sociales.

 

Los niños con trastorno por déficit de atención con hiperactividad tienen una alta probabilidad de presentar comorbilidad con otros trastornos, es decir, que se presenten más de un problema a la vez. En estos casos, la presencia de comorbilidad u otros estresores psicosociales asociados está relacionado con el grado de deterioro de calidad de vida del niño y sus respectivas familias. En particular, podemos destacar que los efectos más significativos de estos síntomas o deterioros, están relacionados con el funcionamiento escolar, el funcionamiento social y el funcionamiento familiar. Además, como normalmente estos problemas y sus correspondientes consecuencias suelen persistir durante la infancia y la adolescencia, los niños con trastorno por déficit de atención con hiperactividad a la larga podrían comportar dificultades en la vida adulta. Los niños con trastorno por déficit de atención con hiperactividad podrían presentar a la larga: abuso de drogas, fracaso escolar, problemas familiares, depresión, etc.

Como ya apuntábamos en anteriores posts, las principales dificultades del desarrollo del trastorno por déficit de atención con hiperactividad los podemos encontrar a nivel: motoras, cognitivas, lenguaje, emocionales, escolares y sociales. En este post en concreto nos centraremos en las dificultades a nivel emocional, escolar y social.

Déficits a nivel emocional

  • Dificultad para tolerar la frustración.
  • Dificultades con el reconocimiento de expresiones faciales emocionales.
  • Dificultades o déficits en la regulación emocional: los niños con trastorno por déficit de atención con hiperactividad suelen tener problemas controlando tanto las emociones positivas como las negativas. Suelen presentar problemas con el manejo y reconocimiento de la ira. Además pueden presentar problemas con la regulación de la alegría, sobre todo cuando esta es excesiva.

Déficits a nivel escolar

  • Bajo rendimiento escolar: como apuntábamos en anteriores posts los niños con trastorno por déficit de atención con hiperactividad tienen una alta probabilidad de fracasar a nivel escolar, debido a sus dificultades a nivel motor, de funciones ejecutivas y cognitivo. Es bastante común que estos niños repitan varias veces de curso. Además, el fracaso escolar, el bajo rendimiento académico y el abandono de los estudios sin la obtención del Graduado en ESO, tiene un conjunto de graves consecuencias sociales y laborales para el alumnado que no ha alcanzado la formación adecuada.
  • Necesidad de refuerzo escolar: es muy positivo considerar que el niño con trastorno por déficit de atención con hiperactividad tenga un tutor individual con el que trabaje individualmente para reforzar aquellas capacidades o habilidades que más trabajo le cuestan. Un refuerzo extraescolar es imprescindible para que los niños con trastorno por déficit de atención con hiperactividad puedan seguir satisfactoriamente la educación escolar.
  • Conducta en el aula: al ser niños muy movidos pueden perturbar o interrumpir fácilmente el curso de la clase. Suelen ser niños a los que se les expulsa de clase frecuentemente. Para leer y conocer más sobre el comportamiento del niño con TDAH en el aula consulte el siguiente post.
  • Dificultades para organizarse el estudio y para utilizar estrategias eficaces para responder en los exámenes.

Déficits a nivel social

  • No suelen realizar muchas conductas pro-sociales, de cooperación o de participación por el simple hecho de interactuar con alguien. Además, suelen tener dificultades de afiliación, es decir, que pueden ser rechazados de su entorno social o aislarse socialmente.
  • Por el contrario, suelen realizar una elevada cantidad de conductas sociales problemáticas. Por ejemplo, algunos niños con trastorno por déficit de atención con hiperactividad pueden reaccionar de forma agresiva u hostil. También pueden ser muy impulsivos ante determinadas situaciones.
  • Dificultades en la comprensión y atribución social. Así como dificultades en la solución de problemas de tipo social.

One Response

Deja un comentario