habitación desordenada

Dislexia en etapa preescolar

La Dislexia formaría parte de los trastornos específicos del aprendizaje y concretamente como una discapacidad especifica de la lectura. Dado la magnitud y la importancia que la dislexia tiene como causa de fracaso escolar, Etchepareborda (1989) señala unos síntomas de carácter preventivo que deberán de ser identificados en la etapa preescolar del niño:

Retraso en el habla.

Inmadurez fonológica.

Incapacidad de rimar a los 4 años.

Pronunciadas alergias y graves reacciones a las enfermedades infantiles, en mayor grado que en el resto de niños.

Imposibilidad de atarse los cordones.

Confundir derecha e izquierda, abajo y arriba, antes y después ( palabras y conceptos direccionales).

Falta de dominio manual ( invertir tareas que se realizan con la mano derecha y la izquierda, entre una tarea y otra, o bien dentro de la misma).

Dificultad para realizar juegos sencillos que apunten a la conciencia fonológica.

Dificultad para aprender nombres de letras o sonidos del abecedario.

Antecedentes de dislexia o de TDAH.

En la dislexia, la principal sintomatología se manifiesta en la lectura, que es trasladada también a la escritura, ésta es lenta y por debajo de la media con frecuentes tartamudeos, no suelen hacer puntuaciones en su lectura y aparecen frecuentemente numerosos confusiones entre las letras parecidas, inversiones de letras y constantes omisiones.

Pero también aparecen otras áreas alteradas como la psicomotricidad, la lateralidad y la orientación espacio temporal.
En cuanto a la psicomotricidad, es muy frecuente que exista alguna alteración en ella, se manifiesta como una inmadurez psicomotriz, por lo general existe una torpeza en los movimientos, los padres generalmente los describen como torpes, niños a los que se les da muy mal el deporte, en concreto si se necesitan habilidades que implican la coordinación, comúnmente aprendieron muy tarde y con dificultes a montar en bicicleta.
Respecto a la lateralidad, existe una dominancia lateral cruzada (cuando no existe una lateralidad homogénea entre los sistemas audio-visio-motrices) o bien no existe una dominancia lateral no establecida.
Y por último también muestras dificultades en la orientación espaciotemporal, por ello tienen dificultades en distinguir e identificar la derecha de la izquierda, los días de la semana, el ayer y el hoy, le costó más aprender la hora en un reloj de agujas, y no sitúa los meses en las estaciones adecuadas.

En conclusión, la dislexia actualmente forma parte de los trastornos del aprendizaje, actuando como una discapacidad especifica de la lectura y se puede observar un desarrollo diferente con ciertas dificultades en áreas concretas en el niño disléxico.

Referencias

Artigas-Pallarés, J. (2002). Problemas asociados a la dislexia. Revista de Neurología, 34(1), S7-S13.

Etchepareborda, M. C. (1989). Detección precoz de la dislexia y enfoque terapéutico. Dev Med Child Neurol, 31, 3-13.

Deja un comentario