Déficits de comprensión lectora_Como definirlos y que variables intervienen

Déficits de comprensión lectora: ¿Cómo definirlos y que variables intervienen?

Déficits de comprensión lectora

Las personas con déficits de comprensión lectora no suelen tener ningún tipo de problema en cuanto a la capacidad lectora. Suelen ser personas que leen correctamente, pero que su principal inconveniente se encuentra en entender lo que están leyendo.

 Déficits de comprensión lectora: ¿Cómo se pueden definir?

Keenan y Meenan (2012), realizaron un estudio en el cual pretendían definir y diagnosticar los déficits de comprensión lectora mediante el uso de tests de comprensión lectora. En ese estudio querían comparar las diferencias existentes en los déficits de comprensión lectora y cómo estos influyen y qué implicaciones tienen. Para ello utilizaron 4 tests distintos y se compararon los resultados de los niños con puntuaciones situadas en el 10% más bajo.

Estos mismos autores esperaban que los niños que puntuasen más bajo en alguno de los tests, también lo hicieran en los otros tres, es decir, que hubiese consistencia de diagnóstico de los déficits de comprensión lectora. No obstante, encontraron que en la mayoría de los casos no funcionaba así. Los resultados mostraron que los niños más jóvenes (a diferencia de los mayores) y que tenían problemas con los procesos de decodificación presentaban consistencia de resultados en cuanto a los déficits en comprensión lectora.

A raíz de los resultados obtenidos, seleccionaron los niños que mostraban déficits de comprensión lectora y los distribuyeron según 4 perfiles categóricos: capacidad de decodificación de palabras, coeficiente intelectual (CI), síntomas de TDAH y capacidad de memoria de trabajo (Keenan & Meenan, 2014).

¿Qué procesos metalingüísticos intervienen en la comprensión lectora?

Tong, Deacon y Cain (2014) investigaron la relación existente de dos procesos metalingüísticos con la comprensión lectora. Estos dos procesos eran: la conciencia morfológica de las palabras (estructura y forma que tiene una palabra) y la conciencia sintáctica de las frases. Para su estudio, los autores seleccionaron una muestra compuesta por un grupo que mostraba déficits de comprensión lectora y otro grupo que puntuaba dentro de la media en comprensión lectora.

A ambos grupos se les administró una prueba de conciencia morfológica que incluía procesos morfológicos y sintácticos. Además, se les administró una prueba sólo de conciencia morfológica, y otra de solo conciencia sintáctica. Los resultados mostraron que la relación existente entre los déficits de comprensión lectora, la conciencia morfológica y la conciencia sintáctica dependen de la tarea que se use para medirlos. Sobretodo para medir los dos últimos procesos. El grupo que previamente mostraba déficits de comprensión lectora, mostró también puntuaciones más bajas en las dos últimas pruebas (Tong, Deacon, & Cain, 2014).

Referencias bibliográficas:

Keenan, J. M., & Meenan, C. E. (2014). Test differences in diagnosing reading comprehension deficits. Journal of Learning Disabilities, 47(2), 125–135. http://doi.org/10.1177/0022219412439326

Tong, X., Deacon, S. H., & Cain, K. (2014). Morphological and Syntactic Awareness in Poor Comprehenders Another Piece of the Puzzle. Journal of Learning Disabilities, 47(1), 22–33. http://doi.org/10.1177/0022219413509971

2 Responses

Deja un comentario