Lenguaje y Comunicación_Qué es el sistema POT?

Teoría de la Mente

El reconocido científico Simon Baron Cohen y sus colegas al 1985 publican uno de los artículos más famosos en psicología, el llamado: Does the autistic child have a “theory of mind”? Es a partir de este trabajo que científicos de todo el mundo empiezan a estudiar la teoría de la mente en niños y adultos diagnosticados de autismo.

En este artículo los científicos encuentran por primera vez, que las personas con autismo, no son capaces (muchas veces) de comprender el ambiente social e interpersonal que les rodea. Los niños y niñas con autismo, no son capaces de imaginar o reconocer los pensamientos de los otros. Los autores definen esta habilidad como teoría de la mente. Por ejemplo, si sabemos que nuestro amigo ha conseguido el lugar de trabajo, por el que tanto había luchado y trabajado. Sin que él nos diga nada, podemos atribuirle sentimientos de felicidad y alegría, además podemos esperar que haga una fiesta de celebración en poco tiempo.

Esta capacidad para atribuir pensamientos e intenciones en las otras personas, es una capacidad mental que las persones con autismo no poseen. Esta habilidad mental sirve para pensar y reflexionar sobre que saben, piensan y sienten los demás. Sin esta capacidad, es complicado relacionarse y mantener relaciones sociales satisfactorias y de calidad.

Los autores en su experimento, diseñaron una prueba científica (utilizada hoy en día), que permite observar el comportamiento de 3 grupos de niños con diferentes diagnósticos. Hay haber un grupo de 20 niños con autismo, 14 niños con síndrome de Down y 27 niños control.

Para saber si los niños estudiados, tenían teoría de la mente, los autores les cuentan una historieta verbalmente y les muestran además, una tira cómica para enseñarlos la historia. Se los dice:

Estas son la Sally y Annie.dse232_1_004i

Dos amigas que están juntas dentro de una habitación jugando con una pelota.

Sally pone la pelota dentro del cesto y marcha de la habitación.

Annie, cambia de lugar la pelota y la pone dentro de la dentro de la caja de cartón.

Sally no ha visto que Annie ha cambiado la pelota de lugar, ya que estava fuera de la habitación.

Más tarde Sally vuelve a la habitación.

Dónde cruces que se pondrá a buscar la pelota la Sally?

Los autores después de pasar la prueba a todos los sujetos, observan que los niños sin diagnóstico y los niños con Síndrome de Down son capaces de contestar correctamente la pregunta (Donde cruces que se pondrá a buscar la pelota la Sally?) con un 86% y un 85% respectivamente.

Por otro lado, los niños con diagnóstico de autismo sólo 4 de ellos son capaces de contestar correctamente la pregunta. Es decir, que un 80% de niños con diagnóstico de autismo no son capaces de responder correctamente la pregunta. 

Este estudio es uno de los primeros estudios que demuestra, que los niños con autismo tienen una baja capacidad para entender la mente (pensamientos, sentimientos, perspectivas, emociones) de las otras personas. Hace pensar que esta incapacidad, hace complicar la comprensión y las relaciones sociales.

Actualmente se ha visto, que esta baja habilidad en las interacciones y contextos sociales, no sólo aparece en los trastornos de autismo. Estas bajas habilidades también aparece en el trastornos por déficit de atención con hiperactividad, y en trastornos del desarrollo. Todos ellos en muchas ocasiones, tienen problemas para relacionarse con los otros, para expresar sus emociones y para comprender las de los otros. Es por eso que la investigación científica actualmente está investigando las similitudes, las diferencias, los procesos, las habilidades y las necesidades de cada trastornos en relación con las habilidades y contextos sociales.

Investigadores más actuales (2017) estudian la cognición social y las funciones ejecutivas en dos grupos de niños con diferentes diagnosticos; autismo de alto funcionamiento, TDAH y trastornos del desarrollo.

Los científicos observan que los niños con trastornos del desarrollo (TD) son los que mejores resultados obtienen. Los niños con autismo (de alto funcionamiento) tenían más problemas que los niños con TD y TDAH a la hora de relacionarse y comprender los ambientes sociales.

En las conclusiones los científicos perciben que hay dos tipos de comportamiento diferenciados, los niños con TDAH, tienden a presentar más problemas de inhibición y de control emocional, mientras que los niños con autismo, presentan más problemas en la planificación y los procesos meta-cognitivos. 

Bibliografia

Baron-Cohen, S., Leslie, A. M., & Frith, U. (1985). Does the autistic child have a “theory of mind”?. Cognition21(1), 37-46.

Miranda, A., Berenguer, C., Roselló, B., Baixauli, I., & Colomer, C. (2017). Social Cognition in Children with High-Functioning Autism Spectrum Disorder and Attention-Deficit/Hyperactivity Disorder. Associations with Executive Functions. Frontiers in Psychology8.

Deja un comentario