Reading and Reading comprehension: ¿How can we improve it?

Conocimiento del mundo y proceso de descodificación: ¿Son los únicos aspectos claves de la comprensión lectora?

Conocimiento del mundo y proceso de descodificación

¿Son los únicos aspectos claves de la comprensión lectora?

La comprensión lectora es un proceso dinámico en el cual los alumnos integran su conocimiento del mundo previo con la información que leen del texto para entenderlo y para construir nuevos conocimientos.

Por un lado, es necesario un buen proceso de descodificación, es decir, de lectura. Cuando el lector es capaz de extraer el significado que un texto le proporciona, quiere decir que entiende este escrito. De este modo se demuestra que el sentido de este texto está en las palabras y frases que lo forman. Si un estudiante lee bien, es decir, si descodifica bien el texto, querrá decir que entenderá bien su significado.

Por otro lado, en el proceso de comprensión lectora no sólo influye la capacidad de descodificación a la hora de entender un texto, sino que los lectores usan el conocimiento del mundo previo que tienen. Es decir, utilizan aquella información previa obtenida mediante la experiencia, de manera que interactúe con el texto y construya un significado holístico. Son los lectores los que forman el significado, mediante la integración de la nueva información leída con la ya almacenada. El lector puede decidir si modificarla y adaptarla a la nueva información leída, o mantener, ampliar o perfeccionar el conocimiento del mundo previo que ya se tenía en un principio. La nueva información se asimila y se retiene mejor cuando se integra con el conocimiento obtenido anteriormente o con las representaciones existentes.

Cuando un lector competente se da cuenta de que no entiende lo que está leyendo, sabe lo que hay que hacer: dedicar más tiempo a la lectura, o estar dispuesto a volver al texto para solucionar cualquier dificultad de comprensión. Por lo tanto, es muy importante ser conscientes de nuestras carencias y dificultades para poder abordarlas y mejorarlas. Es muy importante también de cara a poder comprender el texto correctamente, decidir qué es importante en una lectura, es decir, saber identificar el contenido clave del texto. Del mismo modo, es muy importante hacer inferencias, es decir, ser capaces de entender algún aspecto concreto del texto a partir del significado del resto, haciendo uso del contexto y del conocimiento del mundo previo. Durante el proceso de lectura de cualquier texto, continuamente se formulan hipótesis sobre lo qué pasará a continuación o a cómo se desarrollará el contenido del texto. A medida que avanzamos en la lectura, se van ratificando estas hipótesis, de forma que se comprueba si el pronóstico que se ha hecho es acertado o no.

Todos estos aspectos mencionados hasta ahora: conocimiento del mundo previo, descodificación, contenido clave, inferencias, hipótesis… son aspectos esenciales para la comprensión lectora. Cuando, por la razón que sea, tenemos dificultades en la comprensión lectora estos aspectos mencionados serían objetivos claves a trabajar para mejorar la competencia lectora. Además y tal y como apuntábamos al principio, no sólo es importante poder leer un texto, es decir, descodificarlo correctamente, sino que son necesarios otros muchos factores como por ejemplo el conocimiento del mundo previo que se tenga para que el contenido del texto que estemos leyendo tenga una aportación personal a nuestro bagaje individual.

Referencias bibliográficas:

Dubois, M.E. (1991). El proceso de la lectura: de la teoría a la práctica. Buenos Aires: Aique.

Solé, I. (1994). Estrategias de Lectura. Barcelona: Grao.

3 Responses

Deja un comentario